LA COMUNIDAD CAMPESINA DE CHEPÉN

Luchó para Recuperar sus Tierras


Por: Nelda Fernández Loyola


COMUNEROS DE LA COMUNIDAD CAMPESINA DE CHEPEN, DESFILANDO EL 28 DE JULIO DE 1957.
CON SOMBRERO EN ALTO, EL COMUNERO Y PROF. ATAULFO FERNANDEZ GASCO.

"El año 1958 marcó una etapa muy importante en mi vida, ser testigo de la lucha de los comuneros chepenanos por recuperar sus tierras, usurpadas por los hacendados de Talambo. Reclamo que se venia haciendo desde el año 1940 a los gobiernos de turno, sin ningún resultado. Por tal motivo, los comuneros acordaron tomar las tierras ubicadas hacia la salida norte del pueblo de Chepén. Los hacendados reaccionan y solicitan al gobierno enviar refuerzo policial (guardia civil, guardia republicana y de asalto), para sacar a los comuneros de estos terrenos.

Días antes del 26, habían encarcelado algunos comuneros y entre ellos a mi señora madre Genoveva Loyola de Fernández, quien fue detenida y liberada horas después, ante el reclamo de mi Padre. El día 24 de julio detienen a nuestro abogado el Dr. Carlos Álvarez Beltrán. Ante la ausencia del Dr. Álvarez, llamamos a Trujillo al Dr. Gonzalo Gasco, quien llegó acompañado del abogado Luís de la Puente Uceda.

Se reunieron con los dirigentes de la Comunidad y acordaron realizar un mitin de protesta en la Plaza de Armas a las 6 p.m. del día sábado 26 de julio de 1958. El mitin se realizó. Llegaron estudiantes de la Universidad de Trujillo para dar su apoyo. Los oradores principales fueron los abogados Gonzalo Fernández Gasco y Luís Felipe de la Puente Uceda.

El pueblo enardecido pidió ir a tomar el Puesto de la Guardia Civil y sacar a los comuneros detenidos y a nuestro asesor legal. Así que nos dirigimos, más con la intención de protestar y dialogar con la autoridad policial, pero todo salio a la inversa, apenas llegamos a la Plaza 2 de Mayo la policía salio a nuestro encuentro al mando de un Teniente de apellido Arteta y nos arrojaron, bombas lacrimógenas y balas al aire, para amedrentarnos. Fue un caos, todos corrieron hacia la Plaza de Armas por la calle San Pedro seguidos por la Policía; al llegar la policía a la Plaza de Armas, el Teniente ordena disparar al cuerpo, con el resultado de tres jóvenes chepenanos fallecidos y muchos heridos.

Al ver heridos y fallecidos en el suelo, con ayuda del Sr. Darío Alva los subimos a su camioneta y los llevamos al Hospital Lafora de Guadalupe. Cómo olvidar a los hermanos comuneros fieles a la lucha: los señores: Pablo Odar, Emeterio Horna, Pedro Macines, Darío Alva, Ángel Núñez, Rafael Reyna, Santa Maria, Luís Bustamante, Elidió Espinoza, Ricardo Alvitez, Juan León, Demetrio Palomino, Eusebio Baca, Ricardo Cueva, Cépeda, Francisco Ventura, Javier Marchena, Linares, Carlos Chang, Lázaro Núñez, Jacinto Díaz, Urbano Bustamante, Abel Ahumada, José Cuneo, Alejandro Farro, Rafael padilla, Carlos Baca, Ataulfo Fernández Gasco. Señoras Fidelia Quezada de Núñez, Aurora Contreras, Tarcila Requejo, Jacinta Abanto, Lidia Esteves, Mercedes Villanueva, Genoveva Loyola de Fernández, Victoria Mendoza y de nuestro abogado el Dr. Carlos Álvarez Beltrán

Como chepenana rindo homenaje a todos los valientes hombres y mujeres de mi tierra. (Miraflores, 26 de julio del 2013)

 


Responsable de la selección de contenidos: Marco A. Flores Sánchez // e-mail: marcof70@yahoo.es